La famosa frase del agente del servicio secreto británico James Bond cuando le impartía instrucciones al bartender de la forma en que se tomaría su Martini; “Shaken not stirred”, y se los dejo en inglés porque realmente la traducción sería fatal -algo así como: “Menéalo, no me lo agites” es legendaria. -Cliché!!!!
Para los que no sabemos un divino de Martinis, pero queremos aprender, ver las películas de Bond, James Bond sería un buen comienzo.
Según el popular Wikipedia, el Sr. Martini (aunque me da la impresión de que si tuviera género fuera mujer, más adelante les cuento por qué), es una de las bebidas alcohólicas más conocidas…en nuestra cultura no lo es pero ahí le vamos.
Las pocas mujeres que conocemos de esta inquietante bebida, es através de la imagen proyectada por Carry Bradshaw en “Sex & the City”, cuando la imponente rubia salía de “happy hour” (hora que duraba toda la noche) con sus amigas.
Y yo, fanática de la buena mesa y la mejor barra decidí hoy que me iba a tomar un Martini. Las razones…bueno, porque nunca lo he hecho y como toda buena vendedora no puedo vender lo que no conozco, segundo pagué hoy la infame cuota de graduación de la universidad y quería celebrar y por último porque soy aventurera y quería hoy algo excitante (que cursi!).
El problema es que yo nunca he probado un Martini, entonces se me haría difícil comparar, criticar, sopesar las cualidades de la bebida. Pero como todo buen catador, por algo hay que empezar.
El primer problema sería cómo saber realmente que la persona que lo ha preparado sabe lo que está haciendo. Así que tan pronto lo ordené tuve que darme a la tarea de “googlear” la receta del Martini; dry vermouth y gin. Juuummm..vamos mal, a mi la ginebra me acuerda a Calvert y no sé porque me da eso mala espina. Bueno, el mesero me trajo el Martini así que no me quedó de otra que confiar.
En cuanto a apariencia, en una escala del 1 al 10 el Martini que me trajeron llegaba a 6. Comparando con lo que encontré en internet la bella copa había sido enfriada previamente (eso me gustó), de hecho es la manera correcta de servir la copa, fría al tacto. La mezcla se veía cristalina pero las dos mini aceitunas apretujadas en un “stirrer” le costaron mayor points.
El primer sorbo me supo raro…pero como no, si francamente no sé lo que estoy probando! Pero seguía fijada en la receta que decía gin y no dejaba de pensar en Calvert. Cuando le pregunté al mesero que tipo de ginebra tenía me respondió que Beefeater. No está nada mal, pensé. Al menos es buena marca…
El sabor del Martini lo puedo describir como “crisp”, lamentablemente no puedo traducirlo. El sabor era curiosamente picantito en la punta de la lengua, pero a la vez algo entre refrescante y alcazertséstico en la garganta.
Para intentar complementar el sabor del Martini ordené un ceviche. Y aunque tengo que admitir que el sabor avinagrado y cítrico del ceviche me hicieron recordar aquel dulce que cuando tocaba la punta de la lengua reventaba como fuegos artificiales, no estuvo tan mal.
Celebrando por adelantado mi salida de la vida universitaria (15 años atrasada) con esta selección no me pareció mal. Pero creo me hubiera ido mejor con una cerveza y 10 alitas del Doble Seis.
$21.40 en esta nueva aventura…un Martini irrespetuoso y un ceviche algo aguadito para mi gusto (y mi gusto es joyudesense cuando tiene que ver con mariscos frescos!).
Ahora les cuento porque debe ser Sra. (Srta. más respeto) Martini…
La esbeltez de la copa de Martini es simplemente espectacular. Su tallo largo y fino contra su amplia boca le da aire de sensualidad. A parte de que una se ve ultra-chic con una copa de Martini en la mano. Chicas creánme, que aun andando en mahones y suecos, más de un volteó para mirar cuando me vieron alzar la copa. Y es que una se ve extremadamente exótica tomando Martini. En los varones no se ve tan bien, pero si quieren impresionar la próxima vez diganle al bartender que les sirva un Martini (menéamelo chico, no me lo agites!).

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s