Imagínese 100 maneras de cocinar un huevo. En mi casa conocemos menos de 10; frito, revuelto, hervido, sancochado, en “omelet”, Ranchero y el día de Halloween, bueno mejor no les cuento…

El “toque”, tal y como diría el diccionario de la Real Academia Española es el sombrero que llevan los “chefs”. Se dice que el mismo tiene 100 dobleces que representan las 100 maneras que conoce un chef de cocinar un huevo. Su aparición circa el siglo XVI, cuando se utilizaban comunmente para denominar la línea de trabajo del manda más en la cocina. Hoy día la indumentaria de los chefs es fácilmente reconocida por ser de conocimiento popular masificado a través de chefs convertidos en celebridades y shows de cocina.

Se supone que la blancura del “chef’s coat” denote pulcridad y limpieza. Permítanme colar con disimulo una sonrisita imperceptible por el lado derecho de mi boca con un dejo de sarcasmo. Ja! Que los he visto caminar sin garbo, con el uniforme sucio y peor aún, como si la toallita que llevaran en la cintura fuera de adorno y utilizaran el chef coat completo para secarse hasta donde les llegue la imaginación. Secarse las manos con el delantal o una toalla de tela es un “<em>no-no</em>” (como dicen los americanos) en cualquier cocina donde se pregona la seguridad alimentaria y la limpieza. Cuando el mesero sale del área de servicio de alimentos para ir al baño o fumarse un cigarrillito en el “smoking room”, dejar el delantal en la estación. De la misma manera le corresponde al chef, y todo su séquito, dejar el chef coat en la cocina cuando sale de la misma.

Y que me perdone el Master Chef francés Georges Auguste Escoffier quien propulsó que se llevara esta indumentaria fuera de la cocina para preservar la dignidad de la honrada labor del chef. La próxima vez que usted vea que el chef sale de su cocina con su “bata de laboratorio” puesta fíjese con detenimiento a dónde va y qué hace. Si visita el baño, sale afuera a fumarse un cigarrillito, come en el mismo salón donde sus clientes comen y otras actividades recuerde que luego volverá a la cocina a preparar los alimentos que usted a de connsumir.

Volviendo al huevo, 100 maneras de cocinarlo, seguro será en postres. El “incredible edible egg” ha de tener cientos de recetas apostadas en su cascarón. Y aunque sea portador de salmonela, sigue siendo el ingrediente predilecto de los desayunos de la tribu de casa. Por ahí “googleando” (lo he convertido en un verbo si no me creen practiquen: “yo googleo”, “tu googleas”, etc.) leí que primero fue la gallina que el huevo. Aunque una niñita bien despierta, que introdujo su sabiduría en esta disyuntiva científica entre adultos nos dijo muy coqueta: “primero fue el gallo!”  Cuanta razón tiene la chica!!! Sin el gallo ni lo uno ni lo otro y los 100 dobleces del toque serían de 100 maneras diferentes de abofetear a un gallo manilo. Buen provecho!

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

7 responses »

  1. Ulises Perez says:

    Muy bien. Es cierto, que hay muchos cocineros que son irresponsables y es nadie lo puede negar. El huevo tiene diferentes usos, muchos de ellos imperceptibles.

    Principalmente sus uso son:

    – aglutinante (sirve como pegamento)

    – recubrimiento (para dar brillo a postres por ejemplo)

    – espesante (para salsas)

    – emulsificador (para ayudar a que dos sustancias se unan, ej. vinagre y aceite)

    – clarificador

    – la prevención de la cristalización

    – agente de ayuda a la levadura (ayuda a dar atributos a las masas como el reblandecimiento)

    Supongo que todas las variantes de estos usos llegaran (y posiblemente pasaran de 100).

    En cuanto a la salmonela, solo 1 de cada 10,000 huevos contiene salmonela y esto es cosa de el mundo moderno, ya que en el pasado la salmonela no sabia como habitar un huevo. O sea es mas probable morir de una mordida de un tiburon que obtener salmonela por un huevo. El problema es cuando no se detectan esos huevos con salmonela y que pudiera haber la capacidad de que esos 1/10,000 huevos se encontraran en una sola caja.

    O sea si de 120,000 huevos se encontraran y no se detectaran 12 huevos con salmonela; terminando en la misma caja. Y si de esas casualidades esos 12 huevos terminaran en algun lugar de facil difucion.Y si en ese lugar se mal manejaran estos huevos (digase que entren en la zona de peligro, entre 41°F – 135°F) entonces tendriamos un verdadero problema en nuestras manos. Pero estos son demasiadas suposiciones y aunque si debemos ser responsables siempre, el huevo no debe ser considerado nunca mas que un amigo en la cocina.

    • Jess! says:

      Ulises, me encanta como desmenuzas las ideas….el año pasado hubo un “recall” de 5 millones (no 5) 5 MILLONES DE HUEVOS contaminados con SALMONELA en EU….nada más con el testigo…..

  2. Eduardo Ortiz says:

    En todo caso todos tenemos la culpa tanto los granjeros, productores y los usuarios ya saben manejo, almacenamiento y cocción inapropiada ese es el problema. Algo de esto se puede evitar con la pasteurizacion y la utilización de reglas simples de higiene y asi poder seguir usando el magnifico y util huevo.

    • Jess! says:

      Tienes toda la razón Eduardo-San, y nosotros los puertorros los manejamos peor sobre todo los resposteros que los dejan llegar a temperatura ambiente para que el merengue adquiera la consistencia perfecta y eso es un no-no!

  3. raul brau says:

    a todo esto cuales son las 100 maneras de cocinar huevos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s