Usted sirvió al último cliente de la noche. Todos salieron “barriguita llena, corazón contento, y un boquete en el bolsillo”…344 covers y un “average check de $75.00, nada mal ¿ah? Y usted está cansa’o como un perro. Hoy sí se ganó los chavos como gerencial, hasta se enrolló las mangas, cantó platos, recogió vasos sucios y apaciguó a varios clientes bipolares.

“El momento más triste ha llegado, yo no quiero decir adiós”…es hora de cuadrar y darle “cash out” a los meseros. Usted va a la cajita mágica y le saca los “readings” a todos y cada uno de los meseros y se los entrega. La tribu se sienta frente a la mesa, corbatas aflojadas, carpetas llenas de cheques, bolsillos repletos de efectivos, mientras el DRA (Dining Room Attendant) termina de limpiar las mesas velando con el rabo del ojo la pila de billetes sobre la mesa. Sabe que a él le toca algo del “pote”.

Uno a uno se marcha la tribu a darse par de cervecitas en la gasolinera de la esquina. Se lo merecen, se fajaron vendiendo, rasparon residuos de alimentos de los platos, limpiaron derrames de café, ni se inmutaron cuando el chef abrió la boca porque la cocina se arrolló, total ellos están acostumbrados al “rush”.

Al día siguiente, fresquecito llega usted a su turno, ready para la noche del sábado que promete mejor que la noche anterior. Y el “Night Auditor” lo recibe casi calvo, de tanto halarse los pelos; el descuadre es descomunal. “Mira a ver como arreglas esto, porque yo no puedo más con estos hijuelas, se la ha dicho una y otra vez y siguen haciendo las mismas barrabazadas” y usted lo mira con cara de: “¿Ah?”

El truco:

Usted le entrega los “readings” a los meseros para que cuadren más rápido. A esa hora todos se quieren ir. Usted se salta los procedimientos que señalan que ellos deben hacer su cuadre “a ciegas” o en mejor español un “blind drop”.

El “reading” de Fulanito dice que debe entregar en su cuadre $375.00 en efectivo. Pero Fulanito tiene en la mano $415.00, así que “cuadra” los $375.00, los otros $40.00 van a parar al bolsillito del delantal. Y $40.00 no parecen mucho ahora. Que tal $40.00 al año: $480.00. Que tal si multiplicamos esos $480.00 por 4 ávidos meseros: ¡$1920.00!

¿Qué usted haría con $1920.00 adicionales en su restaurante? Remozarlo con pintura tal vez. Comprar una freidora nueva, manteles o hasta uniformes nuevos para los muy-muy. ¿Qué usted cree?

La Solución:

C-U-A-D-R-E A C-I-E-G-A-S

No se rompa la cabeza con el “Night Auditor” tratando de encontrar el descuadre, el desfalque. No se rompa la cabeza con el personal tratando de auscultar qué es lo que están haciendo mal. El que lo está haciendo mal es usted.

Hasta que se me agudizó el olfato.

-Todos a hacer “blind drop”.

-Ahhhhhhhhhhhh (a coro) pero jefa eso nos toma la noche entera, yo mañana tengo cita con la nena en el pediatra a las 8 de la mañana.

-No ticket, no laudry. Ahí está la hoja del cuadre, cuadren todas sus tarjetas, sus “house charges”, “room charges” y su efectivo. Cuando terminen les doy el “reading”.

-¡Ay bendito!

A la cuarta noche ya lo hacían sin protestar. Y con el cuadre hecho a “ciegas” se les saca el “reading”. Se compara lo que ellos cuadraron con lo que dice el POS. Se verifican los descuadres al momento, se justifican las diferencias si algunas.

-Aquí se rompió una taza y cada cual para su casa.

Y el DRA, ¿Cómo que se rompió qué? ¡No jefa que yo ya me voy ‘ñó!

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s