Vi a un mesero complacer a un cliente sin peros, sin llevarle la contraria, sin corregirle y me mató. Pero cuando es el cliente el que se pone intransigente, inculto, e irreverente con el mesero, ¡lo mato yo!

Una noche hermosa, una velada espectacular, buen ambiente, excelente comida y divino servicio, ¿qué podría ir mal? Sencillo, un cliente “ligeramente” intoxicado. Oigan señores, pónganse las pilas si salen a beber y se pasan de tragos, porque el problemita no es sólo que se ponen impertinentes, sino que se ponen imprudentes con el personal y peor aún con otros clientes.

En la barra de Moriviví el Bloody Mary se bebe tal y como se prepara. Angel, el bartender le hace una alteración a la receta original bastante creativa; sustituye salsa Tabasco por Pique del Puertorro (ese que ustedes encuentran añejado en las mesas curtidas de Guavate…ese mismo). En nuestro lado de la barra se bebe Ron Barrilito y vino tinto y comemos por lo general el especial del día y celebramos la vida con un servicio de primera. Desde la puerta que nos recibe Haydee, hasta la barra donde nos sirve Angel sin pasar por alto los platos que nos trae Giovanni y por último las amenas conversaciones de Krystal, Alexandra, Denisse y el personal de la cocina.

Si usted quiere ir y beberse un Bloody Mary con algún requerimiento especial déjeselo saber al bartender, de lo contrario el bartender lo preparará tal y como Fernand Petiot, su creador, manda. Y yo que fui “bartender” (entre comillas porque yo fui bartender de cervezas, whiskey y ron, nada de coctelería) sé que la María Sanguinaria lleva vodka, jugo de tomate, Tabasco, Worcestershire, pimienta y celery.

-Eso lleva sal (y Giovani, que en ese momento cubría el break de Angel mira al cliente con el ojo cuadrado y se muerde la lengua)

-Señor, (yo de presentá que no me muerdo la mía) el Bloody Mary no lleva sal.

-Eso sí lleva sal (y el cuatro ojos acompañando al imberbe me dice que lo buscó en una aplicación en su celular)

-Pues dígale a la aplicación que se equivoca y de paso no la use solo tiene que Googlear la receta (y el doncito ahora me miró con el ojo cuadrado)

Giovanni, raudo y veloz le echó la sal y le sirvió el trago al doncito “ligeramente” intoxicado que le ripostó de malagana a Giovanni por la matita que estaba dentro del trago: ¿y esta mata qué es?

Giovanni me miró con el ojo cuadrado, yo con la boca desencajada y al unísono le respondimo: “¡Eso es celery!” y el doncito sacó el celery como quien desyerba matojos y lo dejó chorreando sangre en la barra. Dio par de pasitos tambaleantes me miró con la calva despuntando gotas de sudor por el calentón de la vodka con sal y tuvo el atrevimiento, el ATREVIMIENTO de decirme el muy-muy: “Si algún día se queda sin trabajo me avisa para darle trabajo en mi restaurante.”

¿Qué, qué? ¿Qué cómo dijo? Se me subió lo de Ocasio a la sangre, que si no hubiera sido por mi amigo Guillermo que estaba disfrutando de mi compañía y mi marido que dio un pasito delante de mi para cortarme el paso les juro le pongo el celerey de supositorio. ¡Infelíz! Que el comentario me sonó así: “Si algún día mujer bruta y de paso engreída se queda sin trabajo me avisa para darle un trabajito sirviéndome cafecitos en la falda mientras yo lo acaricio la espalda enseñandole como se hace un Bloody Mary de verdad en mi restaurante”.

¡Hay que ver! Una cosa es educar a los meseros a que conozcan los productos que sirven, a que sean condescendientes con sus clientes y otra es educar al público para que entiendan que la gente que trabaja en la industria de alimentos y bebidas saben lo que hacen y lo hacen muy bien. Hasta morderse la lengua para no corregir a un cliente es una habilidad que sólo se desarrolla cuando se sirve en barras y mesas.

He dicho….

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

2 responses »

  1. Jess! says:

    Y de paso, para el que me lee pero no me conoce, el comentario del doncito me molestó porque soy Consultora de Alimentos & Bebidas y presido mi compañía Jess! Excellent Service Consulting. Algo sabré yo de restaurantes….¿o no?

  2. Angel Medina Crespo says:

    Es increible ultimamente los clientes le piden los tragos a uno y cuando uno se los prepara te dicen “no lo queria con esta o tal cualcosa…” otro ejemplo es; dame un Cuba Libre (Hielo, Lima esprimida, Ron Oro {Bacardi} y completar con Coca Cola) no era con Don Q Cristal o Bacardi Blanco o sin limon! entre otros enrredos de mercadotecnia. En estos espacios hay que orientar a nuestros clientes y tener mucho conocimiento de la conducta Humana para poder entender estos estados de Disarmonia Biosicosocial que se encuentran los clientes o duenos de locales cuando van a pedir algun trago…

    Gracias a todos!

    Att. Angel Medina Crespo (Bartender del Restaurante Morivivi)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s