“Fans”…. A picture says a thousand words!

Tengo que admitirlo, mis mejores “post”, los que han sido leído y releídos hasta ser prostituídos han sido redactados bajo las insinuaciones de bebidas espiritosas. El culpable mayor: el vino. Suntuosidad encapsulada en botella, cuando no es un Malbec majadero es un Chardonnay refrescante. Y como todo buen mesero hecho consultor sabe; el alcohol disminuye las inhibiciones hasta dejarte casi-casi desnudo frente a los lectores/bloggeros.

Esta noche no es así. Seguida de dos Advil “chased” con un vaso de agua la botella de vino quedó vestida y alborotada. Pensé en esconder el sacacorchos para no ser tentada pero me di cuenta que sabría el lugar no tan conspicuo donde pretendí esconderlo. Al final de la tarde mi medio limón me pidió permiso para beberse la botella, y me dijo que luego me compraría otra. Ahora no sé si debí haberme arrepentido de haber accedido. Hoy “bloggeamos” con un BAC de 0.0%. Cafeína y un tierno “ham & cheese” sandwich para entretener la lengua.

Se va el 2011. Se va un buen año para la consultoría de restaurantes. Tan bien nos ha ido que le dimos “luz” a otros para copiar fiel y exacta nuestra visión. Pero vale, nunca he sido madrina pero si des-mentora, y digo des-mentora porque un cliente me contó, cuando le preguntó a la competencia cómo comenzó su negocio y en la historia no estaba yo (permítanme colar una sonrisilla burlona por la comisura izquierda del labio).

Confieso que peco de no ser muy cyber-inteligente. Pero sí conozco el valor de las redes sociales. Hasta llegué a pensar en hacer una postal de Navidad donde saldría yo hermosamente arreglada clavándole el puñal a una pavo (o cerdo) y sangre derramada en la mesa. Si a Santini le dio resultado a mi también, mi página en feisbúk se hubiera hecho viral. Ahora bien, tengo que contarles un secreto, yo no sabía, les juro no sabía que uno podía comprar seguidores en FB y Twitter, tengo que decirlo otra vez en lenguas, “that you can actually BUY FB and Twitter followers!”

Por par de horas ver como un “counter” cambia añadiendo seguidores me tenía patidifusa. Pero luego miré con detenimiento y descubrí que no toda persona que te golpea, te gusta o te sigue en las redes (y quise decir hit us, like us or follow us) es realmente un “fan”. No sé si me explico, bueno mejor dicho, no sé si me entienden porque yo me sé explicar y mejor aún sin alcohol. Debería darme una copa….permítanme ir a la cocina un momento…..

¡Mira que bien, la botella estaba sin abrir! ¡Salud!…

Terminemos este cuento. Que finalmente soy feliz con mis 300 y pico de seguidores versus tener 1,700+. Porque a todos y cada uno de los que tengo los conozco. Son amigos o clientes, o amigos convertidos en clientes o clientes convertidos en amigos, o fans, o auspiciadores o fieles creyentes de como la pasión de crear una nueva cultura de servicio se nota en todo lo que hago o digo. ¿No me creen?

Por ejemplo:

Cristina Sánchez de Restaurante Paiolo en Caguas (las mejores pastas artesanales hechas a diario por Chef William). Primero yo fui su clienta, fui tentada por una Tablita de cortes fríos y quesos. Luego el Chef se convirtió en mi cliente, Cristina en buena amiga. Al punto de recomendarlos para la “visita” de la planta donde labora mi medio limón. Ahora los Americanos y los Chinos son fanáticos de Paiolo.

Chef Camilo Pagán, cliente que resultó ser amigo de la infancia de mi hermano mayor. Dos Altureños que se vinieron a encontrar en Caguas a recordar anécdotas de los juegos de basket en la cancha. Claro ellos son unos viejos ya, para cuando eso yo era y sigo siendo una nena…o como mejor me concen el Alturas: “la hermanita de Gorgie”.

Jousé Llanera y Gilberto Rosario. Los que se fueron con la competencia y terminaron pagando caro lo más barato. Ahora son seguidores incondicionales.

Luis E. Méndez, yo soy su clienta, él es mi “designated bartender”. Eventualmente será cliente. O tal vez les cuento de Waldemar Capriles y Ashley Martínez a los cuales tuve el gusto de conocer cuando me sirvieron de ujieres en la Convención de la PRHTA en el Conrad Condado Plaza.

En fin…de que valen 1,700+ seguidores si como dice Maná “no te pueden ver, no te pueden ver, mis ojos, no te pueden ver…” Los míos son palpables, no están en Turkía, aunque tengo un turco entre ellos (¡Hola Hasan!), no andan sentados detrás de una laptop en California (aunque tengo a José Sánchez allá, ¡hola José!), o son perfiles “dummies” en FB. Que va, mi pana, mis 350+ son ganados, sudados, no comprados. Aunque no tengan alcance viral para promocionar mi negocio en la red pueden que conozcan a alguien que necesite de mi en algún momento. ¿Ustedes se imaginan a alguien en Istambul diciéndole a otro en Puerto Rico dan food safety? ¿Dónde? Coquí, coquí….

Volvamos a la copa de vino…les prometo que si al final de esta aún no me he dormido…escribo….para que se rían, como yo (con la sonrisilla asomándose por la comisura izquierda de mis labios)….jijijiji…..

Cheers! And by the way…si quieren (sin nada a cambio) Hit us, like us or follow us….sin compromiso alguno que no sea el de querer ver nacer una nueva cultura de servicio en Puerto Rico…

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s