La semana pasada comimos en Moriviví; los que han leído y releído mis “post” hasta prostituirlos saben que somos fanáticos del servicio en este restaurante. ¡Y créanme cuando les digo que el servicio al cliente aquí es excepcional! Pero este “post” trata de todo lo contario y es cuando es uno el que da un mal servicio, en este caso yo. Tengo que admitirlo se me cae la cara de verguenza con lo que le hecho a “mi mesero”.

Cuando uno se convierte en un cliente regular de un restaurante en particular se estrecha la relación entre los empleados del local y uno. Así como les he escrito de la importancia de tratar a los clientes por su nombre es igual de suma importancia tratar a los empleados por el suyo. Imagínese usted entrar a un local donde la “hostess” lo recibe con una sonrisa que “quita-corajes”, un abrazo genuino y un beso; donde los empleados se detienen para hacer lo que están haciendo y levantan la mirada para saludarles; donde existe un sentido de urgencia que los impulsa a atenderle con premura y que a la vez se le note que les gusta. Así es el personal de Moriviví….y son de aquí; puertorriqueños.

La última noche que cenamos allí los empleados de Moriviví como siempre cometieron las siguientes acciones:

  1. Me dejaron con la palabra en la boca para ordenar porque fueron a tomarle la orden primero a mis niños
  2. Me cambiaron mi copa de vino tan solo porque insinué que el mismo estaba medio-avinagrado
  3. Me cambiaron la segunda copa de vino porque no olía bien (¡y no se rían no soy maniática, ni ADD, ni OCD!)
  4. Me dejaron esperando por mi comida para servir primero la de los nenes

…y ni les sigo enumerando….¡qué barbaridad! Por eso el servicio que ellos brindan va más allá de lo bueno, sino excepcional. Ahora, la que se puso insolente fui yo, me da pena contarles pero ahí les va…

Una buena amiga, Myrnita me llamó preguntándome si estaba en Joyuda; se equivocó con un “post” en feisbúk que tengo corriendo sobre una promoción de una clase de Certificación Profesional de Seguridad Alimentaria que voy a estar dando en Joyuda el próximo 30 de enero. Luego de varias copas de vino, el consabido bajón de inhibiciones y las burbujeantes risas elevando el buen sentido del humor colmaron la conversación. Por encima de mi hombro volaban platos con suculentos olores, sonidos de cubiertos listos para degustar, tintineos de copas y risas, muchas risas. Entre nosotras se coló otra conversación que me apura sobre mi comida servida y cuando Myrnita me preguntó de quién era aquella voz que se escuchaba al otro lado del teléfono cometí la insolencia, la barrabasada, la imprudencia de decir: “mi mesero”….me muero😦

¿Mi mesero? Como si fuera de mi propiedad, como si me sirviera en el comedor de mi casa…como si yo fuera la única clienta en el restaurante y él no tuviera otra responsabilidad que yo, me, myself and Jess! Cuando la etiqueta salió empujada por mi lengua y reverberó en los oídos de Giovanni su cara valía un millón de “lo siento” de mi parte. Pero mantuvo la compostura, casi le veo una lagrimita en la esquina izquierda de su ojo derecho y le dijo a mi amiga por teléfono: “sí, su mesero”. Casi caigo de bruces y le pido perdón llorando en el suelo.

Este es Giovanni, para ustedes que aún no han tenido el gusto “el mesero”, pero para mi y mi familia es Giovanni, nuestro amigo. El que se cree yo soy la única clienta que tiene en el restaurante, el que me sirve a pedir de boca. Giovanni no es de mi propiedad sino de “nuestra propiedad”. Nos recibe como reyes, nos sirve como si estuviéramos en el comedor de su casa. Nos cuenta cosas, nos hace reir, y es un alcahuete con la tribu.

Por personas como Giovanni y el resto del personal de Moriviví es que se puede decir a viva voz “Puerto Rico lo hace mucho mejor”…. Podemos dar fe de eso y mucho, mucho más.

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

One response »

  1. Some genuinely superb information, Sword lily I located this.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s