El aceite de cocinar utilizado vale lo que pesa en oro para muchos. Tan reciente como la primera semana de enero, The New York Times publicó en su versión en línea un artículo donde reseña el hurto de aceite de cocinar como uno de los mayores problemas que enfrentan los restaurantes.

Tanto los restaurantes como las compañías que se dedican al recogido de aceite de cocinar han tenido que invertir dinero en investigadores privados, alarmas, cámaras de seguridad y hasta abogados para procesar a los ladrones. No es una nueva modalidad, el hurto de aceite de cocinar tiene más de una década de historia. Pero en estos últimos años ha tomado auge al punto de que estados como California y Virginia han aprobado estatutos especiales que regulan la recolección de aceite de cocinar usado proveniente de cocinas comerciales.

La razón primordial por la cual el aceite de cocinar es robado es porque el mismo es vendido a productores de biodiésel. Como la demanda de biodiésel va en vertiginoso aumento el aceite de cocinar se ha convertido en una comodidad. En la actualidad se paga 40 centavos por libra, cuatro veces más de lo que se pagaba 10 años atrás, convirtiéndolo en una mercancía tentadora para los ladrones. Su “modus operandi” es visitar los callejones oscuros detrás de los restaurantes para robarse el aceite de cocinar usado transportándolos en camiones tanques o barriles.

Por años las agencias pertinentes no se percataron del hurto de aceite de cocinar usado en los restaurantes causándole a la industria de transformación de residuos animales millones de dólares anuales en pérdidas. Para tratar de contrarestar el creciente mercado de robo de aceite la industria de transformación de residuos animales que procesa el mismo ha tenido que recurrir a contratos con las compañías que recolectan el aceite para que se los venda a $300 por contenedor.

Un ejemplo del problema puede ser el caso de la compañía Sacramento Rendering que sirve unos 2,500 restaurantes en Carolina del Norte. Michael Koweler, presidente de Sacramento Rendering estima que pierden unas 50,000 libras de grasa por semana -unos $750,000 al año en ingresos perdidos.

En Facebook, queremos saber si a su establecimiento ha ocurrido el hurto de aceite de cocinar usado a través de este cuestionario.

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s