Lo sé, pretencioso el comentario, ¿verdad? Pero es que ando atrasada déjenme contarles. Les he dicho que tengo negocio propio se llama Jess! Excellent Service Consulting. Nació en el año 2008 a raíz de una mala experiencia en un restaurante. Comíamos mi esposo y yo con los niños cuando la mesera cometió una barrabasada, mi mueca de desagrado no se hizo esperar y mi esposo antes de darme el consabido codazo se detuvo y me dijo: “por que no montas un negocio de cómo educar a los meseros?”. Les juro que el sorbo de la cerveza, desde el cuello de la botella a mi boca se congeló. Todo se detuvo y las palabras de mi esposito se fueron haciendo más y más fuertes como cuando duermes ese rico sueñito profundo y el reloj despertador que lleva par de minutos sonando ya taladra tu cerebro y te levanta.

Acudí a mi ex-jefe y mentor en esto de la industria, James Warren y le expliqué lo que quería hacer. Warren me dio las guías correctas a seguir para comenzar el negocio, unos cuantos libros de servicio (que atesoro como si fueran de oro) y múltiples documentos en formato electrónico sobre administración de restaurantes. Al poco tiempo, mi mentor sucumbió ante las repercusiones de un transplante de órgano y murió.

El objetivo primordial de mi negocio es mejorar sustancialmente la calidad del servicio en Puerto Rico. Sí, así como lo oyen yo quiero, y yo puedo mejorar el servicio en Puerto Rico. Desarrollé unos seminarios de servicio, fui invitada a participar de la convención anual de la Puerto Rico Hotel and Tourism Association para presentarlos, tuve clientes que me contrararon para enseñar los elementos básicos del servicio de meseros en las mesas. Pero el año pasado me tropecé con una organización que se dedica enteramente a ofrecer certificaciones en servicio y de ellos me enamoré.

La Federation of Dining Room Professionals es el único Cuerpo de Certificación en Hospitalidad en los Estados Unidos que posee un endoso de la American Culinary Federation, el International Sommelier Guild y un acuerdo de reciprocidad con el gobierno de Canadá. A principios de marzo ofrecieron en Amelia Island, cerca de Jacksonville, Fl. un adiestramiento para convertir a los participantes en “trainers” de la FDRP. Y Jess!! no se quiso quedar atrás así que empacamos y nos fuimos.

Para hacerles el viaje corto, era yo la única latina en el grupo de 9 participantes, entre ellos un chef francés, un sommelier, una educadora con más de 20 años de experiencia en hospitalidad, un gerente de mútiples restaurantes  a nivel mundial y otros. Un adiestramiento intenso de dos días en la hermosa costa de Florida me dejó pensando en lo mucho que no sabía de todo. Como explicarles.

Los que se creen saben servir en Puerto Rico lamento decirles no saben nada. Los que creen que saben servir en un restaurante “fine dining” en Puerto Rico déjenme decirles que a parte de que no saben nada NO HAY restaurantes fine dining en Puerto Rico.  Mis humildes orígenes de mesera se quedaron cortos ante tanto conocimiento. Pero he vuelto armada de esta poderosa herramienta “knowledge” y con toda la seguridad del mundo de poder enseñarles a otros lo que es realmente servicio.

Así que agárrense los manteles y los delantales esto llegó para quedarse. Ya era hora, bendito sea Dios, que nos acomodemos a buen servir. Que los chef se educan y los bartenders también (a lo Maripily) es tiempo de que los meseros y meseras de este país se tomen más en serio su trabajito. Quisiera ser yo volver a ser mesera con todo el conocimiento adquirido en estos últimos años (damn over qualified label!).  Pero como no puedo dar vuelta atrás no me queda más que ser humilde y decirle a los que no saben: “ven que yo te enseño” y a los que creen saber “girlo…I got what it takes to make a pro like you BLUSH!”

Mis “trainers”: Bernard y David….

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

One response »

  1. Mi filosofía de vida es : el conocimiento no ocupa espacio, pero su valor es incalculable. Yo siempre he soñado con además de tener un “green house” en mi casa, tener un negocio de comidas, aunque sea una guagüita. Considero que es un placer enorme el ver la cara de satisfacción de una eprsona al saborear una comida que le gusta. Adelante!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s