Chef Tino: Un Cliente en Potencia con la Islanderita 

Esta disyuntiva de “guaynabita” e “islanderita” me ha traído buena suerte. So sorry to say this, pero la verdad es que siendo una isla tan diminuta nos dividen las idiosincracias territoriales. De Mayaguez a San Juan un paso es, ¿no es así que dice la canción? Mi viejo me cuenta que para antes darse un viajecito de oeste a este era un suplicio…un trayecto “long and painful”. El detesta, literalmente detesta viajar por el sur, odia la Piquiña, la falta de paradas cerveceras en la autopista, porque eso sí, cuando viajábamos por el norte se paraba en cada chinchorro a darse una India, que luego progresó a una Schafer y más tarde a su Medallita. Hoy día, no bebe. Pues bien, por el sur no podía darse ese gusto, decía que los carros se maltrataban mucho y que en caso de un emergencia no había dónde pararse.

Cuando yo hago mis “business trips” al lado de mis isla la ruta del sur es mi predilecta. El Ipod es un “most” porque me fastidia como siempre se pierde la señal de las emisoras una vez vas llegando a Salinas. El viaje es “smooth”, sin prisa, velando al guardia y mucho más corto que por el norte (claro está, a menos que obligadamente tenga que visitar un pueblo de esa ruta suelo no tomarla).

En fin, ¿qué les contaba? … ¡ah, sí! esto de “islanderita” tiene sus ventajas. Verán, me apasiona el servicio, me fastidia que se quejen del mal servicio pero más me mortifica que no hagan nada al respecto por remediarlo. Mi nivel de tolerancia es alto porque vengo de la “industria” y si bien es cierto que hay sitios que no merecen que yo ponga un pie en ellos también es cierto que lo he puesto por segunda ocasión solo por constatar si realmente me equivocaba yo o se equivocaban ellos. He tenido restauranteros que han tomando en cuenta mi muy humilde opinión como también he tenido de los que no le importa un pepino de San Sebastián lo que le digo.

Lo de “islanderita” (que a veces se me quita) no me deja ser prepotente, no me deja ser soberbia (aunque ni te creas que si te metes con mi orgullo de mayaguezana no voy a ripostar como Guillito manda). Un día como hoy andando por la Ponce de León de arriba hacia abajo dio paso a la transmutación de jibarita al no encontrar una dirección (gracias Javier por la etiqueta). Tenía que llegar al número 1661 y en la primera vuelta caí al 904. Subí par de bloques y en la próxima vuelta caí en el 1401. A punto de rendirme (y con un cliente potencial esperando por mí) tuve que tomar el celular y textear a viva voz: “toy perdía”. Pero llegué, 30 minutos después pero llegué.

Verán la belleza de la militar (como le decimos a las # 2 en mi Mayawest) es “idiot proof”. Se extiende del Maní casi Añasco hasta el Mall casi Hormigueros. Cualquier vuelta sea a la izquierda o a la derecha te va a llevar a donde tienes que llegar. En San Juan (entiéndase Santurce, Hato Rey es un pain in the butt!). Cuando la gente intenta darme instrucciones de cómo llegar a un sitio en específico recurren a “landmarks” sanjuaneros que me dejan patidifusa. Prefieron que me ubiquen a través de restaurantes, pubs o peor aún “antros”. Una “guaynabita” se dejaría llevar por “moles” (centros comerciales, siendo Plaza Las Américas la Meca).

Pues como les decía, la “guaynabita” se mordería la lengua, tomaría el mechón de pelo que le cuelga en la frente y se lo pasaría detrás de la oreja, resoplando disimuladamente por sus fosas nasales el coraje de un mesero que olvidó que el “veggie burger” era sin queso. La “islanderita” se reiría del asunto, le diría al susodicho: “tranquilo que esas cosas pasan” y entablara una conversación cuasi-personal con el “complete stranger”. Ahora, con situaciones realmente imperdonables esta “islanderita” pasaría el coraje, todo depende del humor que esté como digo en mis seminarios. Buscaría la manera de hacerle ver al imberbe su error (más por el coraje de ver que lleva su profesión sin garbo, sin interés) que por “delito” comitido u omitido que provoque mi ira.

La “islanderita” se diera par de copas, o par de Honeys, o par de artesanales se sentara frente al monitor y despotricara (to rant and rave, to complain excessively) del mal servicio recibido porque yo guste a quien le guste no soy una guía Sal. Presten atención restauranteros; be afraid, be very afraid cuando yo entro porque yo tengo todo el derecho del mundo a recibir un servicio de primera como cualquier hijo del vecino de Fortuño o García Padilla. El mismo derecho que tienen las “guaynabitas” con los cabellos rubios, y los ojos rubios (a lo Rubén) a ser tratada a cuerpo de reina. No solo tengo el derecho yo, sino que represento el derecho de los 4 millones de habitantes de esta diminuta isla a recibir el trato por el cual se paga. Oigan, es tiempo de que se pongan las pilas, tienen chefs espectaulares en sus establecimientos, bartenders profesionales capaces de seducir con un “shaker”. ¿Por qué %^%$#*% no exigen lo mismo de sus meseros? Si ellos son la primera impresión de sus restaurantes. El chef está en back of the house, inmerso en sus quehaceres, el bartender, a menos que el cliente le haga el approach directo no tiene porque recibir al cliente…es el mesero, sí señor el mesero el responsable de darle la bienvenida, de sacar la alfombra roja y proveerle un servicio excepcional SIN ESPERAR ($$$) NADA A CAMBIO.

If you make customers unhappy in the physical world, they might each tell 6 friends. If you make customers unhappy on the Internet, they can each tell 6,000 friends. JEFF BEZOS

Ya me dio coraje….en sus lenguas quedo.

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s