Justice is not blind, is just “selective”

101 “feelings” y menos de 24 horas para plasmarlos todos en un “post”. Hace tiempo que no escribo, lo sé, créanlo o no es falta de tiempo, cundida de clientes y eso es bueno pero me roba tiempo. Como decía Mark A., “yo trato, trato, trato pero no te olvido…” Y no es que quiera olvidarlos, ¡como olvidarlos si por ustedes vivo! Cosa baladí…

En estos días de puro trabajo la mente se me ha interrumpido con el asuntito ese de Casellas-Paredes. Tengo que admitirlo, para el que no me conoce bien, soy morbosa, me gusta la escena del crimen. Lo suficiente como para haber alcanzado un bachillerato en justicia criminal, haberme codeado con par de “agentes” como compañeros de estudio y haberme dado cuenta que muchos de ellos son cabeza hueca. Hace par de años atrás cuando los medios reseñaban los incidentes donde los “de camisa azul” detenían a ciudadanos comunes y los despojaban de sus pertenencias, donde los “de camisa azul” eran quienes se apropiaban de la evidencia encautada para satisfacer sus “necesidades” no satisfechas por un mísero sueldo azul la Jess! comentó a viva voz la anécdota de su “enésima” parada por un guardia.

A la una y treinta de la madrugada, de esos viernes que uno se extiende con los que hacen “camping” en el restaurante, la Jess! transitaba en un Technica LS por la 30. Al llegar a la luz de la Universidad del Turabo, justo para virar en dirección a Gurabo la luz cambió a la invitación de la tonalidad verded. En ese tramo se encontraba el derrame de gravilla, ya sea porque Obras Públicas lo dejó desparramado o porque un camión de camino a la cementera en ruta lo derramó sin querer. La goma del Technica conducido por una gerente “fine-dining” de turno agotada friccionó de súbito la carretera provocando lo que los “de camisa azul” llaman “ruidos innecesarios”. A pocos pies de distancia una patrulla encendió el “biombo”, las sirenas y las luces y el Technica “contra viento y marea” continuó la marcha a menos de 15 millas por hora pero sin detenerse.

Llegó justo al portón de acceso controlado, abrió el mismo con un “beeper”, mientras la patrulla continuaba la marcha con calma detrás de la “fugitiva” que ignoró el alto. Ambos vehículos entraron a la lujosa urbanización sigilosamente y se detuvieron frente a la X-13. Desmontándose del Technica la Jess!, el agente aceleró el paso, hizo lo propio desmontándose de la patrulla y advirtió con calma que iba a proceder a denunciarla por no detenerse en el acto. La Jess! (con miedo pero boca suelta) confesó que no se detenía por miedo a que hubiera sido asaltada, ultrajada, violada, en el peor de los casos denunciada. El agente “buenagente” le dijo que iba a ser denunciada y la Jess! le ripostó: “espere un momento en lo que levanto a mi esposo”.

Mojica fue sacado de la cama, con sueño arrastró escaleras abajo y plantación adentro camará. El agente se apiadó de ambos y a la Jess! la dejó con una simple amonestación. “Entienda usted Sr. Oficial (A lo Eddie Dee), con todo lo que está ocurriendo con ustedes yo mujer sola, a la una y treinta de la madrugada no me iba a detener a menos que tuviera de frente a un testigo de la intervención”. Wise Mayaguezana girl.

Al día siguiente cuando la Jess! comentó a viva voz lo sucedido en su clase de Procedimiento Criminal, los “de camisa azul” se enfurecieron y los comentarios de un lado a otro fluyeron como disparos de carro a carro en la Baldorioty: “si llego a ser yo te pego un tiro”, “si por mi fuera te hubiera llevado arrestada en el momento”, “mija te cojo y te meto presa sin preguntar”, “oiga usted es brava, presa la meto sin ni siquiera pedir información, ¿verdad Encarnación? (¿por que se tratan de apellidos si son amigos? beats me!)”….y así por el estilo. Tsk, tsk, tsk….y que a mi….imberbes. Pero después de haberme enterado de la balacera a la doñita de 85 años que por desperfectos mecánicos casi casi pierde la vida next time la Jess! detiene el Sonata tinteado…abre la puerta y se tira al piso, no vaya a ser que los “de la camisa azul” le peguen un tiro por querer proteger su dignidad.

Eso es así, la “islanderita” apasionada con la industria de “ef” and “bi”, estudió por placer justicia criminal, se enamoró de la escena del crimen. Vio por años las series “reales” de investigaciones criminales y se impresionó con lo adelantado de las investigaciones en otros estados. En PR son otros 20 pesos, para muestra un botón basta…el día que asesinaron a Silva cerca de la Cueva del Múcaro en Joyuda la Jess! se encontraba de “bartender” en el antro más concurrido de Mayaguez en esa época. Salió disparada porque sabía ese Silva era conocido. Se acercó al área acordonada donde los “de camisa azul” le dijeron no podía entrar y astuta al fin los convenció de que era la “novia” de la víctima. Dio varios pasos, los suficientes para identificar al cadáver. Los “de camisa azul” urgaron en el pantalón del asesinado y encontraron el ID…uno de ellos dijo asombrado:”ah cará, es Iván Silva….” pero no se fijaron en el año de nacimiento, el que yacía en el suelo era un jovencito, el del ID era un señor mayor.

“Oiga oficial, esa ID es de su papá, él no es Iván…”… La smart-mouth de Jess! habló otra vez, solo para hacerlos quedar mal, que tipo de trabajo investigativo no se fija que quien yace en el piso es el hijo y no el padre…WTF?

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s