Yo sé que este post no va a ser del agrado de muchos, pero ya me conocen…yo no me caso con nadie más que con mis principios y mi conciencia. Y les aseguro que no lo hubiese escrito hace 20 años atrás cuando trabajaba de mesera o bartender. Me hubiese sentido igual que se sienten todos los que pretenden ir a protestar (que están en todo su derecho).

[RELATED POST TAPANDO EL CIELO CON UN TRAGO]

El ojo de este huracán lo es “prohibirá la venta de bebidas alcohólicas después de la medianoche”….y el puertorriqueño se encabroniza. Porque estamos contentos hasta que nos tocan nuestros derechos y el consumo de alcohol es un derecho. ¿O no? Tal vez será que como la felicidad es un derecho y la felicidad va de la mano con el alcohol pues por ende si nos regulan el alcohol nos regulan la felicidad, trastocaron nuestros derechos.

Cuando yo trabajé de “bartender” en Mayaguez existió el famoso “happy hour a peseta”, $10 de alcohol garantizaban la alcoholización del universitario de manera rápida (porque había que evitar que el trago se aguara, por lo tanto se bebía más rápido) y una alcoholización constante. Para que tengan una idea las siguientes medidas estándar representan un trago:

5 onzas de una copa de vino (12% de alcohol)

12 onzas de una cerveza  (lager americana de 4-5% de alcohol)

1 onza y media de licor de 80 grados prueba

1 onza de licor de 100 grados prueba

A todos estos numeritos añádanle que el hígado tan solo procesa una onza de alcohol por hora. Lo que significa que el que se bebe un “Long Island Ice Tea” estará procesando ese alcohol en su sangre por varias horas. Y en PR (que ya ustedes lo saben pero es como si no interesara) una concentración de alcohol en la sangre (Blood Alcohol Content -BAC) de .08 es el nivel legal de embriaguez para conducir. ¿Está usted legalmente capacitado para conducir su vehículo después de haber ingerido grandes cantidades de alcohol? No. ¿Está el restaurante (cafetín, colmado, pub, antro, etc.) legalmente capacitado para no venderle bebidas alcohólicas a un cliente cuyo BAC es elevado? Pues claro que sí, ¿que deja de venderle? ¡PUES CLARO QUE NO!

Sé que los estoy enredando, trataré de llevarlos con calma. Piensen con detenimiento las siguientes preguntas:

¿A cuántos de ustedes les han exigido ID para servirles alcohol?

¿A cuántos de ustedes, ya evidentemente intoxicados el establecimiento les ha dejado de vender alcohol?

¿A cuántos de ustedes, ya evidentemente intoxicados se les ha prohíbido la entrada a un establecimiento?

¿A cuántos de ustedes, ya intoxicados, el establecimiento les ha impedido salir del establecimiento y se ha encargado de ustedes?

Tick, tock, tick, tock….¿pensaron? Ahora bien voy a formularles las mismas preguntas pero esta vez a los que son padres y madres.

¿A cuántos de sus hijos le piden ID para poder servirle alcohol?

¿A cuántos de sus hijos (que pasaron por alto que son menores de edad) ya intoxicados el establecimiento les dejó de vender alcohol?

¿A cuántos de sus hijos, ya evidentemente intoxicados, el establecimiento les prohibe entrar?

¿A cuántos de sus hijos, ya evidentemente intoxicados el establecimiento hace algo para evitarles salir del mismo?

¿A cuántos de ustedes sus hijos se han visto envueltos en accidentes de tránsito por conducir en estado de embriaguez o fueron impactados por un conductor en estado de embriaguez?

Volvamos a la responsabilidad criminal y civil del establecimiento.

La licencia para el expendio de bebidas alcohólicas es un privilegio otorgado por el estado. El mismo puede ser revocado. NO ES UN DERECHO. Si usted posee una licencia de conductor y repetidamente incurre en violaciones a la ley de tránsito, ¿puede el estado quitársela? Sí. Tenemos que proteger a los ciudadanos serios y responsable del peligro de un individuo como usted al volante.

Si un establecimiento repetidamente viola las leyes poniendo en peligro la vida de sus clientes y la vida de los ciudadanos serios y responsables puede el estado revocarle su licencia de bebidas alcohólicas. Pero aún así, teniendo ese poder no lo usa, porque tampoco al estado le conviene hacerlo. El negocio para IVU, paga patente, paga la renovación de sus licencias, si no opera quiebra, si quiebra no genera ingresos ni para sí ni para el gobierno.

Pero entonces el gobierno decide establecer horarios para la venta de alcohol. Esto no es nuevo. Esto es una medidad desesperada de hacer a los comercios entrar en cintura porque creánme cuando les digo que los únicos responsables de que el gobierno se les pare de frente y tenga la “osadía” y el “descaro” de decirles a ellos como correr sus negocios son ellos mismos.

Esto se está poniendo difícil de explicar, tenga en cuenta que no los quiero convencer de que el Código de Orden Público de San Juan no es buena idea, tanto como no quiero convencerles de que la protesta encontra del Código tampoco es una buena idea. Tal vez si las dos partes se fueran a la mesa de negociación (por cierto le sugiero a los comerciantes que no lo hagan bajos los efectos del alcohol) puedan llegar a términos medios.

Las leyes con relación a la venta y consumo de alcohol son claras, establecen lo siguiente en arroz y habichuelas:

A toda persona que aparente ser menor de edad hay que pedirle una identificación.

No se le puede vender alcohol a menores de edad.

No se le puede vender alcohol a personas que ya se encuentran embriagadas.

Incluso leyes adicionales obligan a los establecimientos a que tienen que proveerle asistencia a un cliente que ya está embriagado y no dejarle marchar del lugar.

Y si el gobierno pone estas leyes y los establecimientos las ignoran, ¿no tiene el gobierno el deber de llamarles la atención?

¿Sabían los comerciantes que en PR sí existe el único caso de negligencia crasa que estableció la primera y única jurisprudencia para demandar a un establecimiento si un cliente suyo intoxicado se va del lugar y muere en un accidente?

Daños y Perjuicios: Responsabilidad bajo el Art.1802 del Código Civil por suministrar bebidas alcohólicas a persona visiblemente intoxicada (norma de aplicación prospectiva)

Regular el horario para la venta de bebidas alcohólicas ha sido el resultado de no seguir las leyes impuestas. Tal vez no sea la mejor medida pero por algún lado hay que empezar. Tal vez si el establecimiento le demuestra al gobierno que puede seguir las leyes y se vuelve más cuidadoso en su venta de alcohol y le demuestra que cumplirá son su deber y obligación moral de velar por la seguridad de sus clientes las cosas tomen otro rumbo.

Cualquier establecimiento que venda alcohol rompiendo las leyes puede estar sujeto a responsabilidades criminales y civiles. Una multa de un agente de rentas internas por venderle alcohol a menore de edad es el resultado de haber cometido un delito. Una demanda civil por un menor que consumió alcohol en su establecimiento sale intoxicado del mismo y le causa la muerte a dos transeúntes le costará al establecimiento mucho más que su licencia de alcohol: le costará su negocio y el sustento de su familia y de las familias de los empleados que laboran en el mismo.

Yo bebo desde los 16 años, nunca me han pedido identificación, pero el día que mis hijos comiencen a “hangear” y sucumban ante el “peer pressure” (porque hay que ser realista uno les inculca valores y los educa bien pero siempre hay un sanguijuela que quiere saber más que mamá) beban en un negocio que rompiendo toda ley les supla alcohol, tendremos un problema el negocio y yo. Porque déjenme decirles queridos amigos, yo no parí tres muchachitos para que mueran en las carreteras de este país. Yo no parí hijos para que negligentemente les causen la muerte a otros por conducir embriagados. Si yo les exijo a mis hijos que se comporten como jóvenes responsables estoy en todo mi derecho de exigirle a estos negocios que sean igual de responsables con mis hijos y los hijos de mis amigos.

Fun Facts:

“Driving while intoxicated continues to be the number one cause of fatal crashes in Puerto Rico.”

“Puerto Rico’s alcohol related fatality index is twice the national average and three times of New York and New Jersey.”

“Puerto Rico was identified by NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration) as one of the ten high fatality rate states and qualifies for a Section 410 grant.”

“The percentage of traffic fatalities that are alcohol related has remained about 50% FOR DECADES.”

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s