mesera

Recientemente recibí por mensaje de texto y fue “posteado” en mi “wall de féisbuk” la noticia que circula sobre una empleada del restaurante Applebees de San Luis, que fue “injustamente” despedida (según la ilustre empleada) por colocar en la redes sociales un recibo que demuestra la “supuesta” mezquindad de un cliente que comió en dicho restaurante y no dejó propina.

El asunto resumido es como sigue:

Este cliente, que resulta ser pastor alega que si él le da el diezmo a Jesús, porqué dejarle un 18%  de propina a la mesera. Para empezar la mesera advierte que el asunto no le ocurrió a ella sino a otro compañero que le permitió tomar una foto del recibo y esta de inmediato lo subió a Reddit.com donde obtuvo casi 5,000 comentarios (entre ellos de fariseos desagarrándose las vestiduras y golpeándose el pecho con el Código de Alimentos explicando con varios pasajes bíblicos el asunto de las propinas) O.o

Como causa y efecto, la mesera que subió la foto con el titulillo de “Lo siento mucho señor, estoy segura que Jesús ha de pagar por mi renta y la compra del supermercado”, fue despedida este pasado miércoles de su trabajo en el restaurante Applebees. Ella encuentra que la movida por parte de la gerencia fue completamente injusta y decidió hacer una brillante aportación a la sociedad con la siguiente exposición de motivos:

“Nosotros [los meseros] hacemos $3.50por hora. La mayoría de mis cheques son menos que el cambio en el bolsillo porque tengo que pagar contribuciones de las propinas que me hago.

Luego de compartir mis propinas con las anfitrionas, limpiamesas y cantineros, yo me hago menos de $9 por hora de promedio, antes de las contribuciones. Se espera de mi que no vaya a veces al baño si estamos muy ocupados. Me da hambre todo el día si tengo una cuantas mesas ocupadas que trabajar. Se espera que yo trabaje hasta la 1:30 de la madrugada y que luego regrese al día siguiente a las 10:30 de la mañana para abrir el restaurante.

He trabajado turnos de doce horas sin nisiquiera la oportunidad de sentarme, Se espera de mi que proyecte una personalidad enlatada que ha sido calificada como menos ofensiva para la gran mayoría de clientes. Y se espera que yo haga todo esto, todos los días y recibir un cambio o ni siquiera nada a cambio. Luego de todo esto, puedo ser despedida por “avergonzar” a otra persona, que directamente insultó a su mesero o mesera con una base religiosa. 

En esta economía, $3.50 la hora no la hace. No puedo pagar la mitad de mis cuentas. Como muchos, me encantaría ver un sistema de paga de dependientes sin propina para trabajadores de la industria de servicio como lo tienen en otros países. Pero que el sistema tenga fallas no significa no pagar por servicios prestados.

Necesito de las propinas para pagar mis cuentas. Todos los meseros lo necesitan. Pasamos una hora o más de nuestro tiempo siendo amigos suyos, haciéndoles reir, conociéndole, y haciendo de su experiencia de cena lo mejor que se pueda. Trabajamos duro. Nos preocupamos. Merecemos que nos paguen por eso.

Estoy tratando de defender a todos los que trabajamos en esta industria por unos pocos dólares la hora en sitios como Applebees. Ya sea una franquicia o un restaurante de etiqueta, la propina no es opcional. Es como se nos paga.”

Cierra la exposición de motivos de esta mesera que ella tan solo quiso hacer un chiste del asunto y se quedó sin trabajo, y por culpa de Jesús, ¡qué barbaridad! Que ella quería trabajar para hacerse propinas poder ir a la universidad pagarse una carrera y conseguir un trabajo donde no tuviera que vender su personalidad por un cambio en el bolsillo.

Aquí mi más humilde respuesta a esta mesera:

Estimada mesera:

Quiero agradecerle profundamente en el alma el favor que nos hace en haberse levantado una mañana de abril y haber decidido que tenía que ser mesera. Muy apesar suyo, esta labor es encomiable y alguien tendría que hacer el sacrificio. Sabemos que no todos los días una persona del calibre de usted tiene una epifanía y le nace el inmenso amor de querer servir al prójimo.

Seguro que esa mañana de abril usted acudió con resumé en mano y con ahínco buscó un trabajo de mesera que se ajustara a su gran corazón. Me imagino su rostro iluminado al ver como las puertas de  Applebees se abrieron tal y como se abren las puertas del cielo como cuando sube un alma dadivosa y se escuchan tocar las arpas y los querubines volar en derredor, alabando al Señor de los cielos por semejante dicha.

Es una lástima que cuando le entrevistaron para la posición de mesera usted haya tenido que ocultar su verdadera personalidad y mentir sobre la alegría de servir a otros. Entiendo que de haber dicho que usted detesta atender a niños mocosos, gritones y llorones, a madres impacientes, hambrientas, malhumoradas y caballeros arrogantes, sexualmente frustrados e irreverentes no hubiera sido contratada y su sueño de ser mesera se viera amenazado. No me imagino el suplicio que usted tuvo que aguantar para demostrar lo contrario por 90 días en lo que pacientemente esperaba que concluyera su periodo probatorio.

También es una lástima que usted no se haya tomado el tiempo de leer concienzudamente el Manual de Empleado que le proveyeron durante el periodo de orientación donde le explica sus deberes y responsabilidades. Es igualmente vergonzoso que sus superiores la hayan sometido a semejantes vejámenes como prohibirle ir al baño a hacer sus necesidades físicas, o hacerle trabajar o son de golpe y porrazo turnos de 12 horas.

Lo que me tiene realmente indignada es cómo sus clientes, los que pagan (o no pagan) sus cuentas sean tan descarados de no entender que usted hizo su mayor esfuerzo pretendiendo ser su amiga, haciéndolos reir, envolviéndolos con esa personalidad enlatada y fría que sus superiores le exigen por aquello de que no se salga del protocolo y sea demasiado “familiar” con ellos. Es un descaro, una desfachatez brutal que a usted no se le pague por esas “nimiedades”. Entiendo a perfección querer cumplir su sueño de ir a la universidad y crearse para usted una carrera “real” que le pueda satisfacer todas sus necesidades sin la humillación de tener que servir a otros para poder ganarse lo que por derecho propio le toca. ¿Se imagina usted tener que reirle las gracias a su jefe para que este le pague su sueldo después que usted ha invertido cuatro años de estudios académicos? Es una afrenta a la dignidad de cualquier ser humano. !Coño la entiendo, disculpe que me ponga pasional pero del coraje estoy perspirando!

Realmente estoy tan, pero tan apenada con usted que haya tenido que pasar por esa desgracia. Definitivamente usted tiene toda la razón; sus superiores son lo que le llamamos en mi país “unos negreros”, sus clientes son unos “macetas” y sus compañeros de trabajo son unos mártires. No me cabe la menor duda de que usted merece una estatua en bronce, que dignamente la represente con su delantal, su carpeta de presentación en una mano y la otra extendida mendigando propina.

En esta economía, tal y como usted bien menciona $3.50 la hora es una mísera paga. Yo usted agradecería el despido y con la cabeza muy en alto me iría a buscar trabajo en un McDonalds o tal vez en un Burguer King. Son lugares donde no se espera que el cliente deje propina y el mínimo es $7.25 por hora.

Me despido de usted deseando profundamente que continue su meritoria labor como mesera. No olvide que Jesús promulgaba el amor al prójimo, aunque todos sabemos que cuando hacía su labor de carpitero le cargaba a sus clientes el 20% de cargos por servicio por el “delivery” de las cruces hasta el Monte Santo… que se deje de vainas él.

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

2 responses »

  1. menopausia says:

    Bueno no suelo dilucidar mucho en foros de este tipo
    porque es dificil saber que decir, pero la aseveración que tu artículo o post me ha gustado tanto lo has
    acta y lo que has dicho merece un reconocimiento.
    No he leido los crítica de los demás pero supongo que pensarán igual que yo.
    Desde aqui te informo que tienes un nuevo seguidor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s