green

Su consultora de F&B les cuenta que…….

“El pote” -dícese del envase imaginario donde se hechan todas las “gracias” de los clientes acosados por meseros(as) hambrientos de reconocimiento$$$. –¡Y como resuena el cencerro anunciando la gracia!–

El famoso pote, el pote, el mismo pote. El que al final del turno los meseros, “bussers” y demás almas despojadas del salario mínimo federal acechan, apostados en la última mesa de la noche. El dichoso potecito “jarto” de el dinero que cada uno le salió del forro poner (porque ni se crean lo ponen todo). Es el epítome de una noche hiperactiva que recoge en cada una de las cuentas el pie forzado de cargos por servicios demandado por los meseros(as). ¡Dios nos libre de “estifiarlos”…….porque nos cae la macacoa!

Yo trabajé brevemente el pote y como me fastidiaba trabajarlo. En un equipo de 8 empleados un pote reventado y fraccionado en 8 personas; 2 recostados, 3 truqueros y 3 verdaderos fajones del piso, el pote era una falacia. El concepto del pote es relativamente sencillo, todo empleado de línea que trabaja el piso, entiéndanse meseros(as), “bussers”, “runners” y hasta  los “service bartenders” ponen en un mismo pote todas las propinas que los clientes le dejan a cada uno individualmente. Ahora bien, ¿cómo sabemos que todos y cada uno pusieron en el pote lo que dejó el cliente? ¿Y si disimuladamente se quedaron con un billete de $5? Porque lo que sí podemos apreciar a simple vista es quién realmente hace o no hace su trabajo en el piso y esa es la parte que fastidia.

Por ejemplo, en el estado de Texas las propinas al pote son permitidas sí y solo sí el empleado participó activamente de atender al cliente. También recomienda que exista una política por escrito del pote. Veamos algunas reglas básicas concernientes a las propinas:

-La regla UNIVERSAL de las propinas es que las mismas le pertenecen al empleado y no al patrono. De hecho,en Puerto Rico esta práctica ES ILEGAL. Ningún patrono puede retener un porciento de las propinas de un empleado.

-Ciertos estados de Estados Unidos permiten que se le retenga una porción de las propinas a los meseros cuando el pago de propina ha sido emitido a través de una tarjeta de crédito por concepto de “processing fee”. Pero en Puerto Rico esta práctica ES ILEGAL.

Cargos por Servicio Mandatorios:

Tales como cargos en una mesa grande, cenas privadas o eventos de “catering”. Bajo la ley federal y en la mayoría de los estados, esto no es considerado como una propina. Aún si el cliente piensa que ese dinero va al mesero y no deja una propina adicional en la mesa, el patrono puede quedarse con el dinero denominado “cargo por servicio.” La ley generalmente considera esto parte de un contrato entre el cliente y el establecimiento, no un reconocimiento voluntario del buen servicio de un empleado. Muchos patronos da parte de este cargo por servicio a los empleados, pero esta es la decisión del patrono -los empleados no tienen derecho legal a ese dinero.

Por ejemplo en el estado de Nueva York, recientemente la corte suprema determinó que las compañías tienen que dar todos los cargos por servicios a los empleados a menos que le dejen saber de antemano a los clientes que dichos cargos por servicios serán retenidos por la casa.  En el estado de Washington se les requiere a las compañías notificarles a sus clientes en el menú y en el recibo qué porción del cargo por servicio mandatorio le toca a los empleados que sirvieron la mesa.

Crédito por Propinas:

Bajo la ley federal y en la mayoría de los estados, los patronos pueden pagarle a los empleados sujetos a propinas menos del salario mínimo federal (hasta $2.13 por hora), si es que el empleado recibe lo suficiente en propinas para compensar la diferencia. Esto se le llama un “crédito por propinas.” El crédito como tal es la cantidad que el patrono no tiene que pagar, para que el salario mínimo aplicable (federal o estatal) menos el crédito de propina sea el menos que el patrono pueda pagar por hora. Si el empleado no gana suficientes propinas durante un turno en específico para que su compensación total llegue hasta el salario mínimo aplicable, el patrono tendrá que pagar la diferencia. Y esto señoras y señores SI ES APLICABLE EN PUERTO RICO. Déjenme barajeárselo más despacio…el patrono puede pagarle $2.13 por hora a un mesero, el mesero tiene que reportar sus propinas y si no compensa con las propinas ($2.13 por hora + propina = $7.25) el patrono se verá en la OLBIGACION DE PAGAR LA DIFERENCIA.

El Potecito:

Muchos estados le requieren a los patronos que usen el “pote” (no en Puerto Rico). Todos los empleados sujetos al pote tienen que obtener una porción de las propinas, las cuales son divididas entre un grupo de empleados. Pero no se le puede requerir a un empleado que aporte al pote más de lo que es costumbre y razonable, y el empleado debe poder adquirir al menos el salario mínimo completo (esto es, al empleado no se le puede requerir pagar ninguna parte de las propinas que el patrono cuenta hacia el salario mínimo en el pote).

El empleado que recibe propinas son personas que participan en ocupaciones por las que de costumbre y con regularidad reciben más de $30 en propinas al mes. Solamente los empleados que reciben propinas regularmente pueden participar del pote. No se le puede requerir a los empleados compartir sus propinas con empleados que usualmente no participan de las propinas como los lavaplatos o los cocineros. Y los patronos no están permitidos a participar del pote: las propinas de un pote NO PUEDEN IR A LOS PATRONOS, y en algunos estados tampoco pueden ir a gerentes o supervisores.

No sé si les estoy complicando mucho la existencia a los patronos, los empleados o los clientes pero una cosa sí deben tener claro, la política de cómo ha de distribuirse las propinas debe ser DECIDIDA POR LA CASA y más imporante aún debe ser puesta POR ESCRITO. Cuentas claras conservan trabajos…

En mi opinión, personal y profesional, de una mesera a otra, las propinas deben ser individuales. Nada le complica a uno más la noche que ser parte de un potecito y estar bien segura de que dos o tres del grupo realmente no hicieron su trabajo y como quiera les toque propina. Aunque muchos “neo-gerentes” pueden argumentar que el pote fomenta el trabajo en equipo (claro porque ellos nunca trabajaron el piso plato a plato con otro mesero) la realidad es que pocas veces el pote es “justo y necesario”, equitativo… Peor aún, que uno sólo eche a perder el buen servicio de una mesa y tengan que pagar justos por incompetentes.

Ahora bien, yo como ex-mesera, que conoce el giro, prefiero dejar las propinas en efectivo, Elsie, mi especialista en Recursos Humanos prefiere dejarlas en tarjeta de crédito. Si se las doy en efectivo, los patronos buitres que hay por ahí, cometiendo ilegalidades en varios de los restaurantes de PR, no pueden quitarle una porción al “cash”, pero sí lo hacen cuando los meseros reciben la propina en tarjeta de crédito.

El punto de vista de Elsie, muy válido por supuesto (aunque yo difiera irrespetuosamente) es que de dejar la propina en tarjeta de crédito el patrono justo y “buenagente” puede monitorear (con evidencia) las propinas ganadas por un mesero y saber si tiene que “cuadrarle” las horas o no.

Orejitas para los Patronos:

Cumplan con su responsabilidad legal. Aquí aprendieron que no pueden retener una porción de las propinas que gana su personal. El patrono que decida usar la provisión del crédito de propinas deberá informarles a los empleados por adelantado y deberá poder demostrar que estos reciben al menos el salario mínimo aplicable combinando el pago directo que reciben de la empresa y el crédito permitido contra las propinas.

Y de paso les cuento las DEDUCCIONES PROHIBIDAS:

Su mesero rompió vajillas, copas, utensilios o cubiertos, ¡USTED NO SE LO PUEDE DESCONTAR DEL CHEQUE!
Le dio a su cocinero uniformes y zapatos de seguridad, ¡USTED NO SE LO PUEDE DESCONTAR DEL CHEQUE!
Le proveyó a los empleados de la cocina equipo protector o de seguridad, ¡USTED NO SE LO PUEDE DESCONTAR DEL CHEQUE!
Le dio un préstamos al empleado o un avance de su paga, ¡USTED NO SE LO PUEDE DESCONTAR DEL CHEQUE!
Su mesero comió, ¡USTED NO SE LO PUEDE DESCONTAR DEL CHEQUE!
Hubo pérdidas en la barra (equipo, alimentos, bebidas), ya sabe…¡USTED NO SE LO PUEDE DESCONTAR DEL CHEQUE! ¿Qué porqué? PORQUE ES ILEGAL…

Orejitas para los Meseros:

Usted tiene derecho a su cheque, semanal, quincenal, cualquiera que haya sido el arreglo de su patrono. ¿Propinas? Usted tiene derecho a su cheque, las propinas son una cortesía de parte de un cliente que bien puede dejarle algo como puede no dejarle un divino. Si no le gusta la idea de cobrar $2.13 la hora entonces vaya a buscarse un trabajito de McDonalds o Burguer King que pague el salario mínimo federal.

Cuando usted se sentó en la sillita caliente de la entrevista usted dijo que estaba disponible 24/7 para trabajar como mesero. Que tenía una pre-disposición innata a servir al cliente, que le encantaba atender niños mocosos y papás montados en “power trips.” No olvide que en ese momento le dijeron la mísera paga que iba a recibir, probablemente le hicieron firmar muchos papelitos aceptando la posición y todas las glorias y sinsabores que trabajar como mesero trae. Ahora no se queje, no lloriquee, no se ponga bruto(a), no se desquite con el cliente, no ande rezongando en las esquinas (detrás de la Micros) sobre su jefe. No siembre cizaña amotinándose con el resto de los meseros. Trabaje sirviendo al público, si realmente le gusta servir a un cliente no tendrá la necesidad de ROGAR PROPINAS dibujando flechitas señalando el 15, 18 ó 20% en el recibo. No tendrá el deseo de subrayar dos y hasta tres veces la frasesita de “PROPINA NO INCLUIDA.” Si no le gusta trabajar con público y ya está metido en la industria….FAKE IT, FAKE IT, FAKE IT ‘TIL YOU MAKE IT!

photo (2)

NO RUEGUE PROPINA, NO SUPLIQUE, NO MENDIGUE….¡NO OMBE NO! SEA PROFESIONAL…

Orejitas para los Clientes:

La cortesía se aprende en la casa. Usted no está obligado a dejar propina en ningún establecimiento. Si no lo hace no es un delito puesto que en Puerto Rico NO EXISTEN LEYES REFERENTES A DEJAR O NO PROPINAS, lo que sí existe es un Reglamento de DACO que prohíbe las propinas automáticas. Usted puede negarse a pagar un propina que fue añadida automáticamente a su cuenta. Ahora bien, el no dejar propina por un buen servicio recibido es solo cuestión de principios, de modales….probablemente en su casa no le enseñaron a ser agradecido. La gratitud en la industria de alimentos puede ser aceptada de diferentes maneras, desde un billetito hasta volver y convertise en un cliente regular de un establecimiento.

Si usted entiende que el servicio rendido no es merecedor de su cortesía déjeselo saber a la gerencia para que tengan la oportunidad de corregir el problemita.

Total, en algún momento sus hijos crecerán y puede que se conviertan en meseros o usted se vea en la necesidad de conseguir un trabajo de “camarero.”

EN SUS LENGUAS QUEDO…..

About Jess!

Consultora de Operaciones de Alimentos y Bebidas. Catadora común y corriente de los placeres de la carne y los espíritus destilados y fermentados.Expertise en Servicio al Cliente...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s